Mensaje

Realimentación

Su mensaje se ha salido con exito

Cómo comprar el terreno de tus sueños con éxito.  parte #1

 

Comprar un terreno puede ser una excelente forma de invertir, construir el hogar o negocio de tus sueños, y suele ser más económico que comprar un inmueble ya construido. Sin embargo, al momento de adquirir un terreno existen algunas consideraciones. La selección del terreno para construir una casa es una de las decisiones más importantes de nuestra vida. A continuación, le damos algunas sugerencias para que el proceso de adquirir su terreno sea más sencillo:

 

  1. Determina la razón por la que quieres comprar el terreno. ¿Por qué comprarás el terreno? ¿Quieres construir una vivienda en él? ¿Planeas construir un negocio? ¿Quizá tu vivienda y además en un primer piso tu bodega o negocio? ¿Lo comprarás para invertir, con la esperanza de que aumente su valor con el tiempo y la puedas revender? ¿Para agricultura? Existen muchos usos y terrenos específicos para cada necesidad, por ello es necesario tener objetivos claros para el terreno antes de comprarlo.

 

  1. Comienza a buscar un terreno. Ahora que sabes qué uso le darás a la tierra puedes empezar a buscar un terreno disponible que se encuentre dentro de tus posibilidades y que cumpla con tus necesidades. Existe una variedad de métodos para comenzar la búsqueda.

 

Cuando encuentres un sitio de tu agrado, investiga las propiedades circundantes. Deberás conocer el tipo de propiedades que te rodean y ellas afectarán el valor o la habitabilidad del lugar.

terrenos

 

  1. Consulta sobre los servicios básicos como agua y luz. Los sistemas de alcantarillado son una consideración importante. Los terrenos autosuficientes a veces no pueden conectarse a un sistema de alcantarillado municipal, así que, al momento de tomar una decisión con respecto a la compra de un terreno, asegúrate de que cuente con un sistema séptico. También cerciórate de que tu propiedad no solo esté zonificada para un sistema séptico, sino que también cuente con el espacio necesario para instalar un sistema séptico lo suficientemente lejos para evitar la contaminación del agua.

 

¿El terreno tiene acceso al agua? Transportar el agua en camiones es un proceso costoso y recolectar el agua de lluvia es ineficaz en la mayoría de los lugares. Asegúrate de tener acceso y derecho al agua, y si planeas cavar un pozo, considéralo en tu decisión, pues puede llegar a ser bastante costoso.

 

También es importante que la zona sea lo que buscas en cuanto a áreas verdes, iluminación, así como los servicios a los que tengas acceso una vez construida tu casa. Recuerda que hay servicios de televisión por cable y telefonía que no instalan en determinadas zonas.

 

Comprar un lote en urbanizaciones es una excelente solución si buscas que los servicios básicos y obras como luz, agua, desagüe, reservorio, pistas, veredas, parques y pórtico de ingreso con tranquera, vengan incluidos (ya terminados) con tu adquisición.

 

  1. Revisa cuidadosamente los datos en las escrituras. Asegúrate que los datos ahí escritos sean correctos. Revisa que las medidas que dicen las escrituras sean las mismas medidas con las que cuenta el terreno. Verifica que la propiedad no tenga gravámenes o hipotecas pendientes.

 

  1. Consulta el uso de suelo. Acércate a la municipalidad que corresponda a la propiedad y revisa que tenga autorización para construir en la demarcación donde quieres vivir. En caso de que no tenga permitido edificar, tendrá que buscar un terreno en otra ubicación.

 

  1. Toma en cuenta los caminos y la topografía del lugar. El sistema de suelo de tu terreno y su accesibilidad también determinan su valor. Considera seriamente la topografía y el transporte al momento de buscar un terreno.

 

¿Tu propiedad tiene acceso a una carretera o camino? De no ser así, debes estar dispuesto y ser capaz de construir una, pues un terreno inaccesible básicamente carece de valor. ¿Cómo es el clima en ese lugar?

 

¿Cuál es la topografía del terreno? ¿Es seguro construir ahí? Considera el lugar, por donde pasa el agua y si tu terreno puede soportar la infraestructura. Observa las señales de inundaciones y conoce los tipos y el grado de suelo. Conocer el tipo de suelo también afectará tu capacidad para perforar y colocar una fuente de agua como en el caso de un pozo, así que asegúrate de considerar el costo adicional de perforar algo como la roca en lugar de un suelo más suave como el compuesto por arena.

 

  1. Prepara estas preguntas clave para hacérselas al vendedor.

 

  • ¿Se puede construir en el terreno?
  • ¿Existen algunas restricciones de escritura o usurpaciones en la propiedad que deba saber antes de realizar la compra?
  • ¿Hay instalaciones comunes, como sistemas de agua, sistemas sépticos o carreteras que los propietarios o constructores deban manejar? En ese caso, ¿cuáles serán mis responsabilidades específicas?
  • ¿Habrá que realizar pagos a la asociación de propietarios?
  • ¿Alguna parte del terreno está designada para pantanos o llanuras aluviales?
  • ¿El sitio tiene acceso a la electricidad, gas natural, agua y alcantarillado?
  • ¿Hay agua en el sitio? ¿Cuál es su flujo y calidad?