Mensaje

Realimentación

Su mensaje se ha salido con exito

Cómo comprar el terreno de tus sueños con éxito. #2

 

Continuando con la guía práctica para la compra exitosa de un terreno o lote, te explicamos, en esta segunda parte, qué debes hacer luego de haber encontrado alguna opción interesante para una posible compra.

VISITA E INSPECCIÓN DEL LOTE

 

  1. Ve e inspecciona el terreno. Ve hasta el lugar donde se encuentra el terreno. Nada aclarará mejor tus ideas acerca del tipo de tierra que quieres adquirir que ver algunas propiedades. Te darás cuenta inmediatamente de lo que te atrae y podrás sopesar los pros y contras de comprar ese terreno en particular. Habla con los residentes locales durante tu visita. Pregúntales si hay recepción telefónica confiable en la zona, cómo son las estaciones, en qué condiciones se encuentran las carreteras y autopistas cercanas, y si el área está propensa a peligros ambientales específicos. Si es posible, pasa la noche en el lugar. Pregúntale a tu agente si es posible acampar ahí y si está permitido armar una tienda de campaña durante una noche. Esto te dará una mejor idea del ritmo diario de la zona, de los vecinos y del tráfico.

 

  1. Estudia la geografía. Es importante que antes de comprar un lote o iniciar un proyecto se realicen estudios preliminares. Efectúa un estudio de los suelos, los cuales aportan información sobre el perfil y las características de las diferentes capas del mismo, con el fin de planear los cimientos acordes con el tipo de suelo y estimar el costo del mismo.

 

Asimismo las pruebas de infiltración son necesarias, con el fin de diseñar apropiadamente los drenajes. Debemos conocer la solidez y constitución de las tierras del terreno a adquirir. No es lo mismo construir en un terreno con tierras arcillosas, arenosas o rocosas de poca, mediana o gran consistencia. Fundaciones sencillas a escasa profundidad representan solidez quitándonos dolores de cabeza por agrietamientos o fisuras producidas por los asentamientos de la vivienda. Infórmate sobre la composición del suelo y del subsuelo. Asegúrate de que el lote no se encuentre en una zona inundable.

 

Corrobora la forestación existente. Atiende también a la nivelación del terreno y a la orientación del viento: en un terreno plano la construcción de tu casa tendrá un costo normal; si el terreno esta un poco desnivelado el proyecto de tu casa podrá ser bonito, pero también más costoso de lo normal; si el terreno tiene un gran desnivel, tu casa te costará mucho dinero.

 

Al escoger tu terreno debes fijarte que la dirección de los vientos dominantes sean contrarios al lugar donde están establecidos los rastros, basureros, industrias contaminantes del aire, canales o ríos de drenajes.

  1. Forma del terreno. Un lote cuadrado o rectangular que no es ni demasiado largo ni demasiado angosto es preferible a uno que tiene una forma irregular.

 

  1. Ten en cuenta la orientación del terreno. Ten en cuenta la orientación respecto al sol. Los lotes orientados al Sur son los menos recomendables. Estos suelen ser los más húmedos, sobre todo si allí se debe construir una propiedad de dos plantas. Los de orientación al Norte suelen ser más invasivos. Las ubicaciones con vistas al Este resultan los más aptos. Si el terreno es en clima caliente deberás buscar que la orientación de la mayoría de las habitaciones queden ubicadas hacia el norte y que la dirección de los vientos dominantes sirva para refrescar tu casa; si el terreno es en clima frío deberás buscar una orientación desde el este hasta el sur, buscando que la dirección de los vientos dominantes no enfríen tu casa.

documentos terrenos 

REVISAR LOS ASPECTOS LEGALES

 

  1. Asegúrate de que la documentación esté en orden. Antes de comprar un lote, es importante asegurarse que el inmueble esté libre de gravámenes: impuestos, hipotecas, embargos y otras deudas o afectaciones. Asimismo, debes asegurarte que la persona que está vendiendo la propiedad sea el dueño o esté autorizado para venderla, por medio de de un poder administrativo con cláusula especial para vender, o un contrato de comercialización.

 

El comprador debe certificar que el vendedor tenga escritura que lo acredite como propietario del terreno y que esté inscrita en el Registro Público de la Propiedad, o al menos en trámite de inscripción. Si lo está, pero a nombre de una asociación, debes verificar que ésta esté inscrita como tal.

 

Asegúrate de que el representante haya independizado los lotes y saneado el predio, pues de ello dependerá que se tramite la habilitación urbana ante la municipalidad. Sin ello, no podrás construir ni obtener tu título de propiedad.

 

Si te ofrecen un terreno, que por alguna circunstancia, no tiene escritura y para incentivarlo te argumentan cosas como que: “muy pronto se las entregarán” y que te harán un descuento por este “detalle”, no compres a ese vendedor. Para obtener más información sobre los documentos que el vendedor tenga en orden o no, acércate a secretaría legal y técnica de la municipalidad de la zona escogida, ya que generalmente brindan orientación gratuita.

 

  1. Revisa los reglamentos y códigos de edificación. Hay que analizar los reglamentos de la urbanización de la zona con detenimiento. En general los municipios, comunas, etc., poseen normativas específicas en cuanto a los que se denominan usos de la tierra, densidades de edificación, alturas de las edificaciones, retiros, etc., que pueden condicionar seriamente el proyecto de obra, o bien la calidad de vida que tengamos en un futuro. Es conveniente que previamente a cualquier decisión conozcamos esta normativa.

 

LA COMPRA

 

  1. Haz un balance general. Considera las ventajas y desventajas de comprar el terreno de acuerdo a lo que más le interese y según las pautas que te hemos aconsejado.

 

Asimismo, recuerda que todo lo que decidas deberá adherirse al presupuesto que tienes. Proyecta qué costos te generará de aquí al corto, mediano, y largo plazo, y de qué manera financiarás la construcción de tu hogar. Planear te ayudará a mantener tus finanzas en orden.

 

Ten pleno conocimiento del estatus legal del terreno que estás adquiriendo para que no compres problemas.

 

Al comprar un terreno, es importante estar informado, pero no esperes comprender todo por tu cuenta. Investiga mucho, pero no tengas miedo de hacer preguntas y consultar con un conjunto de profesionales.

 

Ten cuidado con las estafas, las cuales son frecuentes en los negocios de ventas de terrenos. Verifica los registros públicos y los recursos sin fines de lucro. No dudes en consultar con un experto legal o agente en caso de que tengas dudas.

 

Ten cuidado con las áreas ambientales protegidas. Comprar este tipo de terrenos es básicamente inútil, ya que las restricciones de construcción son muy altas. Consulta con las entidades de protección ambiental de tu localidad y somete el terreno a una tasación para determinar los pantanos potenciales y otras áreas protegidas antes de firmar un contrato.

 

Es importante que consideres todas estas variables para que encuentres un lugar que se adapte a tus necesidades y estilo de vida.